Noticias

Cer_01

16 enero

Visitantes destacan Centro de Estudios Cervantinos de la USS

Inaugurado hace dos meses, el Centro de Estudios Cervantinos de la U. San Sebastián sede Valdivia, ya comienza a ser un atractivo, especialmente, para quienes gustan de la cultura y las letras.

Para agendar una visita, es necesario comunicarse vía telefónica con la Biblioteca de la USS a los teléfonos 2632504 o 2632760, en horario de lunes a viernes de 15:00 a 17:00 horas.

Marcelo Vera, estudiante universitario riobuenino, se enteró del Centro a través del diario: “Me interesa el tema de la cultura, por eso decidí venir. Creo que el Centro es una buena instancia para poder acercarse a la cultura”.

“Volví nuevamente a mi infancia cuando leí El Quijote, fue interesante como también la Biblia antigua y poder hojearla, tener esa instancia de cercanía fue un gran momento”, subrayó.

Por su parte, Ana Almendras, licenciada en Ciencias Jurídicas ad portas de jurar como abogada, manifestó que “fue una experiencia súper grata, sobre todo porque soy humanista, es atractivo poder recorrer instalaciones de este tipo y tener acceso a lo que yo califico como joyas literarias, porque son libros bastante antiguos y llama la atención cómo se conserva el material”.

Recalcó que “tradicionalmente la mayoría de estos textos se encuentran en Santiago, por lo tanto, como valdiviana me gusta que esté al acceso de la ciudadanía, lo voy a comentar e invitar a la gente a que lo conozca”.

Tal como explicó Erik Molina, supervisor de la Dirección de Bibliotecas de la U. San Sebastián, la simpleza de un libro también requiere de un cuidado y dedicación. “Sobre todo si se trata de una Colección Patrimonial y los libros son muy antiguos, deben tener un trato especial”.

“Tomar el libro de la parte superior del lomo y no abrirlo más allá de 110 grados y así mismo, al hojearlo”, señaló, añadiendo que “por supuesto hay que tener interés y amor por el maravilloso mundo que guardan los libros y más este tipo de colecciones”, agregó.

Para lograr que los libros antiguos se conserven en buen estado, lo primero es “tener un buen trato con ellos, siguiendo las instrucciones, manteniéndolos en un lugar libre de humedad, a una luz acorde, según la IFLA, Federación Internacional de Asociaciones e Instituciones de Bibliotecas, indicó.

Asimismo, añadió que otro factor a considerar con los niveles de luz para el material en exhibición, “así la luz que cae sobre la superficie de los objetos exhibidos debe mantenerse baja. A menudo, se recomienda no más de 50 a 70 lux durante una jornada de ocho horas por un máximo de 60 a 90 días, en el caso de materiales sensibles a la luz, tal como papel coloreado, papel periódico, algunas encuadernaciones, por ejemplo encuadernaciones de tela y elementos sustentados tales como tintas de manuscritos y acuarelas”, apuntó.

Por su vocación por los libros, Erik Molina, manifestó estar fascinado con este proyecto: “Es un honor estar trabajando y poder apoyar en el Centro, y de saber que, al momento de abrir un libro, descubriré un mundo de sorpresas, como la Biblia Sagrada 1.2 y 2.3, la segunda edición de El Quijote, La Araucana y las Cartas de Pedro de Valdivia, entre otros”.

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos necesarios están marcados *

*

* Copy This Password *

* Type Or Paste Password Here *

27.464 Spam Comments Blocked so far by Spam Free Wordpress

Puedes usar las siguientes etiquetas y atributos HTML: <a href="" title=""> <abbr title=""> <acronym title=""> <b> <blockquote cite=""> <cite> <code> <del datetime=""> <em> <i> <q cite=""> <strike> <strong>

Con la colaboración de: Áreas de Relaciones Públicas y Comunicaciones de la Universidad Austral de Chile, Universidad Tecnológica de Chile INACAP Valdivia , Centro de Estudios Científicos CECS, Universidad San Sebastián Valdivia, Diario Cultural, Unidad de Turismo y Promoción de la Ilustre Municipalidad de Valdivia, SERNATUR Los Rios, Parque Oncol de Arauco S.A. - Fotógrafos: Hector Andrade, Alejandro Sotomayor, Patricia Ruedas y Marcos Matus.

Diseñado por Estudio Brief